El primer año fiscal será cerrado al día 31 de diciembre. Desde entonces será necesaria la auditoria para la empresa, pero hasta la auditoria para mantener la sociedad en orden fiscal, una empresa en Malta está obligada a:

  • Presentar las declaraciones de IVA trimestralmente
  • Presentar la declaración anual ante el Registro, y al cumplir un año de la fecha de su constitución pagar el servicio anual de sede social
  • Preparar y presentar estados financieros auditados para cada ejercicio
  • Presentar una declaración de impuesto sobre la renta 9 meses después del final del año financiero
  • Registro de reembolso de impuestos
  • Ocasionalmente las empresas están obligadas a presentar los cuestionarios estadísticos a la Oficina Nacional de Estadística.

continua leyendo…