Nevada se ha convertido en un estado muy popular en el cual realizar constituciones debido a los beneficios que ofrece a las empresas. Además de la fuerte protección contra responsabilidad y la protección de activos que se ofrece al constituir una sociedad en Nevada, existen otros beneficios. En Nevada, no existen impuestos para ejercer la actividad comercial (franchise tax) o impuestos a las ganancias corporativas. No existe el impuesto a la ganancia personal, hay una mejor privacidad de la propiedad y mayor rapidez para establecer una sociedad por acciones, ahorros fiscales, y bajo costo de inicio de operaciones. Nevada ha incorporado los fundamentos básicos de la exitosa receta de Delaware, y los ha llevado aún más lejos. No existe ningún caso en Nevada donde se haya corrido el velo societario, salvo en casos de fraude intencional. A continuación se incluye un resumen de las razones para elegir a Nevada como el estado de constitución: continua leyendo…